Carta a tu lado malo

Lo escribió Eduardo Fernando | 11:53 a. m. | | 2 COMENTARIOS »

dos-caminos Como buen ser humano tienes tus dos lados, el bueno y el malo.

Es inevitable, así es, yo también los tengo. Pero debo confesar que me aterra tu lado feo, el malo, el oscuro; me da miedo, me apena, me lastima.

Otra cosa es tu lado bueno, apacible, descansado, sonriente, brillante, honorable, maestro, reluciente a más no poder. Quisiera que me dieras ese lado siempre, como ayer.

Ayer me llamaste y conversamos poquito, pero conversamos, me dijiste “te quiero”, “te amo” y cortaste rápido con la promesa de que hablaríamos más tarde. Se hizo más tarde y me dormí, hoy desperté y pensé que ya era lo suficientemente tarde, te llamé.

Tu celular estaba apagado, bendita contestadora que me habla, ya se lo que dice de memoria, te deje un mensaje, el cual mal interpretaste con mis celos, mis conocidos celos.

¿He pecado al sentir celos?, ¿más aun con el prontuario de nuestra historia?, es pasado ya lo sé, pero siempre piensas que siento celos y lo recuerdo todo.

Me llamaste con tu voz dormida, gritándome que estabas en tu casa, en tu cama, recién despertando, diciéndome de mala gana que no tenias ganas de hablarme ayer en la noche porque siempre discutimos y que hoy tampoco tenias ganas, porque ya te había puesto de mal humor con mi mensaje de voz.

Solo quería una explicación, ¿Pero explícame que pasó? ¿por qué me tratas así?, no había respuesta, me apabullabas con tus palabras duras como rocas y nuevamente igual: “No quiero hablar contigo, chau, chau, chau”.

Me decías te quiero, te amo, con desdén, como para salir de la situación, pues no te lo creí, no soy tan tonto, para terminar con el momento me apagaste el celular.

¿Hasta cuando te durará la locura?, seguramente en unas horas me llamaras y me hablaras como si nada hubiera pasado y me exigirás que corresponda tu estado de animo, aunque yo quede sin entender

Muchas veces no sabemos que el tiempo es corto, que se acaba, que debemos aprovechar la bendición de amar.

No me gusta tu lado malo, el sábado me diste el bueno, caminamos, conversamos, nos reímos, cantamos, nos besamos.

Si tu lado bueno lee esta carta espero que me visite más seguido, lo extraño, estoy intentando reformar mi lado malo, porque el amor es eso, cambio, reforma, esfuerzo; quiero hacerlo.

Si es tu lado malo el que me lee, por favor vete ya, ¿Te has apoderado de su cuerpo? o es que… tú, amor… cambias a veces, así es los dos lados del humano rotan aleatoriamente, a veces si, a veces no.

Etiquetas de Technorati:

Bookmark and Share

2 COMENTARIOS

  1. Siab-MiprincesaAzul // 20 de enero de 2009, 13:28  

    Ups yo creí q solo los hombres eran asi de indiferentes y veo q ahora fue al revés... quédate con tu lado bueno,q al fin y al cabo ese es el único q al final gana la batalla...

  2. Eduardo Fernando // 20 de enero de 2009, 18:10  

    Siab-MiprincesaAzul, Muchas gracias, también pienso que el lado bueno debe prevalecer hasta el final, pero a veces cuesta y se derrumba. Muchas gracias.

Publicar un comentario

Gracias por leer los artículos de este blog.

Tú opinión es importante.