Después de la enfermedad

Lo escribió Eduardo Fernando | 11:31 a. m. | | 0 COMENTARIOS »

enfermo_enfermo Todo empezó con un día soleado. La ruta a San Bartolo estaba congestionada y nosotros apretados como sardinas en el micro. Mi sobrina dormía, mis hermanas dormían, nuestra acompañante dormía, yo era el único despierto para divisar los paisajes poco atractivos que hay camino a la playa.

Allá ellos que en un pequeño viaje fuera de la ciudad se duermen, te acepto dormir de regreso pero, ¿mientras vas?, no tiene sentido. Luego de mezclarnos entre mil olores, llegamos al supuesto oasis.

Las playas ya no son lo que eran, están sucias, oscuras, pobladas de vendedores acreditados por el municipio, según ellos. A pesar de todo, buscamos buena ubicación y colocamos las toallas, estaba tímido, no quería mostrar mi triste anatomía, pero si algo he aprendido en estos años es a no tener vergüenza, se pierde mucho poniendo la vergüenza delante de nuestras ganas.

Terminé sin polo, mojado de la mano de mi sobrina que quería jugar en el mar. Ahh… no hay nada como ser niño, ¿verdad?, tampoco hay nada como sentirse niño siendo grande, nunca debemos perder al niño.

Al medio día la playa ya parecía un mercado, así que nos quedamos una hora más, al salir comimos una raspadilla y es ahí, ahí donde empezó todo. Ahora hagamos como en las películas y adelantemos el video hasta donde estoy ahora, escribiendo….

Hace como una semana que no cuelgo nada en mi blog y es que he estado enfermo, de repente empecé a tener fiebre de 40, dolores de cabeza y de estomago. Los síntomas indicaban que tenia infección al estomago y lo más probable era que fuera causado por algún alimento que ingerí en la playa. Así que pensé que fue la raspadilla.

Una semana sin ganas de nada, con alimentación blanda y sin ganas de escribir, no sentía ánimos ni de encender la laptop, pero gracias a Dios hoy ya estoy mejor y también con ganas de escribir y contar mis historias nuevamente.

Aquí estoy en mi lugar de siempre.

Bookmark and Share

0 COMENTARIOS

Publicar un comentario

Gracias por leer los artículos de este blog.

Tú opinión es importante.