Angeles caidos

Lo escribió Eduardo Fernando | 11:05 a. m. | , , | 1 COMENTARIOS »

Otra mañana más con el cielo gris y tenues rayos de sol intentando imponerse a la densa nubosidad, pero ni el firmamento color panza de burro evitaría que inicie con buen pie mi día.


¿Te ha pasado alguna vez que sientes que alguien pide ayuda con los ojos? ¿Que en el fondo de esa mirada con velo de nostalgia alguien quiere sonreír?. Pues a mi me pasó hace unos días.

La hora me había ganado y era imposible que llegue a tiempo a la universidad, sin dinero para el taxi, llamé para vernos. Caminando hicimos tiempo. Hasta que comimos algo para sobrellevar la cansada mañana.

De pronto en la acera del frente un pequeño perro sin raza reconocible a la vista me miraba fijamente y sin dudarlo cruzo corriendo hasta donde me encontraba. Su pelo estaba seco, es de tamaño mediano, color canela con negro y ojos brillantes y dulces como miel. Estaba muy delgado es por eso que en el momento lo bautice como: "el flaco".

Pensé que todo quedaría en un saludo de amigos y yo seguiría mi camino, pero no fue así, 'el flaco' me empezaba a seguir durante todo mi camino y cada que nuestras miradas se juntaban, una inusitada ternura me llegaba al alma.

Más rápido que una tortuga y fresco como una lechuga llegué a una bodega, le invité galleta de vainilla pero solo la saboreaba y la botaba, igual pasó con el triple. Hasta que se echo sobre el suelo dándome la pansa. Encariñado totalmente con este abandonado animalito acariciaba su cabeza mientras el se adormitaba, era obvio, estaba solo, completamente solo en un mundo hostil, estaba asustado, solo quería descansar, solo quería querer a alguien y que alguien lo quiera. 'El flaco' solo quería querer.

Por al menos una hora fui yo quien le dio ese cariño y un poco de juegos. Mientras lo hacia ,en mi mente, aparecía mi pequeño 'walle' un canino que me alegro la vida desde hace dos años. Pero a donde yo iba el no podía entrar, no había veterinaria cerca y estoy seguro tampoco lo acogerían,tenia un nudo en la garganta.


Me despedí de él y le di una ultima caricia para rápidamente esconderme. Lo que vino después fue un sentimiento de derrota completo, sentía que le había fallado, lloré, lloré mucho, los animales son criaturas de Dios que no deberían sufrir de ese modo, quise ayudarlo pero me quede corto, solo ruego que 'el flaco' como yo lo apodé, encuentre gente buena en el camino que lo ayude a seguir.

Solo terminar diciendo que los animales merecen un mundo mejor, por que ellos están aquí para cumplir, aparte de otras funciones, la función de ser nuestros amigos y así lo son. Nos entregan el corazón por completo.

¿Quieres ayudar a los animales de la calle,,que son miles?. Cuando los veas apoyalos, dales algo de cariño y también colabora con diversas instituciones.

El grupo caridad ha emprendido una campaña para ayudar a los animales abandonados lo único que debes hacer es comprar una placa de S/.5 soles en las siguientes direcciones:

Miraflores: Av. La paz 676 of 4 (Lu-Vie) 4476820
La Molina o a domicilio
grupocaridad@gmail.com /

Otra asociación de ayuda para animales es:
Albergue de perros Lyda Piaggio

'FLACO' te quiero.

Bookmark and Share

1 COMENTARIOS

  1. Anónimo // 14 de abril de 2010, 8:33  

    No te sientas mal, a mi me paso algo exactamente igual, tambien lo deje... hasta que volvi por el sitio para buscarlo y no lo encontre, ya cuando habia perdido las esperenzas me fui.. cuando de pronto lo vi caminando y lo llame.. ME RECONOCIO. En mi casa la idea de adoptarlo era imposible, tengo ya 1 perro ..pero intente, llore y hice de todo para que me dejen ternerlo ...y lo logre ..me he vuelto mas responsable y siento que mi vida a cambiado, haz lo MISMO!!

    Vuelve por el sitio y si no lo encuentras estoy seguro que hay miles de criaturitas como FLACO ..que te estan esperando, que más que comida quieren una rascadita de panza.

Publicar un comentario

Gracias por leer los artículos de este blog.

Tú opinión es importante.